Zapatillas running Mujer Competición

Elegir las mejores zapatillas para competir al límite, sea una milla, un 5k, 10k, media maratón, hasta un maratón no es labor simple. Te ayudaremos en lo posible explicando qué procuran los y las atletas y qué ofrece el mercado de zapatillas de competición.

Zapatillas running de Competición para mujer

Bastante difícil de charlar de ello en el momento en que nos movemos entre esas 2 realidades que aparentan ser iguales y que ciertos describen como atletismo y otros como running. Teóricamente estaríamos hablando de lo mismo, mas es verdad que, poco a poco más, se amplía la invisible brecha entre el atletismo profesional y el apasionado o bien principiante.

Traducido a las zapatillas supone que lo que para unos son unas zapatillas de adiestramiento diario, para otros, ese modelo es su zapatilla frecuente que usar en competición.

Las zapatillas que describiremos son las que los propios fabricantes llaman “Racers” y que están concebidas únicamente para competir o bien para tests o bien series enfocadas completamente a la competición. Popularmente se las ha conocido como zapatillas “voladoras”, por la idea de que es en competición donde hay que “volar”.

Y si bien hace ya tiempo era bastante simple dividir las zapatillas en 3 conjuntos conforme el objeto: adiestramiento, competición (o bien voladora) y mixta (a medio camino entre las 2 primeras) el día de hoy, como en todo, la línea en ocasiones es difusa. Además de esto está en que los perfiles de los corredores y corredoras son múltiples con lo que la zapatilla muy frecuentemente no se orienta prioritariamente al objeto y objetivo de la actividad a efectuar sino más bien al propio gusto del usuario.

¿Qué peculiaridades tienen las zapatillas voladoras?

Una de las peculiaridades primordiales que tienen las zapatillas voladoras es su increíble bajo peso, muy bajo los modelos de adiestramiento (en ocasiones rebajas del cincuenta por ciento del peso total, en una misma marca). Esto de “increíble”, tampoco es del todo verdad, por el hecho de que, además de poner en ellas la mejor y más última tecnología, mucho se fundamenta en el tradicional término de lanzar por la borda todo cuanto no sea indispensable. Todo para lograr zapatillas el máximo de ligeras.

Menos protecciones (o bien prácticamente inexistentes), menor grosor de mediasuela, menos malla y más abierta, “agujeros” para vaciar material,… todo vale en la carrera contra la báscula!.

Zapatillas voladoras o bien de competición: corredor tipo

Son zapatillas que están enfocadas a corredores y corredoras que dispongan de una buena técnica, con escasas necesidades de amortiguación (que van a tener, a pesar de esto, no abudantemente) ni control de la pisada (ídem que para la amortiguación).

Aunque tener en las manos una zapatilla de apenas noventa y cinco gramos a más de uno le va a hacer meditar que quizá hay algo más tras tanta floritura tecnológica… Y llevará razón. La demanda muscular de este calzado es muy elevada. Algo llevado tan a la mínima expresión como es una zapatilla de competición va a demandar que aquel que las utilice, asimismo deba poner de su parte. A la fuerza tendrá que existir un equilibrio entre zapatillas y corredor o bien corredora. Dicho de otra forma: no están hechas para cualquiera.

Aquellos corredores y corredoras que estén curtidos a todos y cada uno de los niveles, eminentemente el muscular, van a ser los que puedan usarlas y no fallecer (en sentido metafórico hablando) en el intento. Están zapatillas con menos materiales, menos protecciones, menos amortiguación y menos drop de lo que se usa frecuentemente pondrán a prueba a aquellos y aquellas que las usen. Usar zapatillas ligeras puede tener un costo a abonar y quien no esté bien preparado lo va a apreciar, tras la carrera, en forma de dolores o bien, en el peor caso, en forma de lesiones.

Zapatillas de adiestramientos vs. zapatillas voladoras en un Maratón

Si alguien usa unas zapatillas de adiestramiento diario para correr una maratón, seguramente la concluya sin inconvenientes, bien protegido y amortiguado. Eso sí, va a haber arrastrado el peso de sus zapatillas en todos y cada de sus pasos. Esto significa que por cada zancada que demos, estaremos generando un gasto energético innecesario salvo que hayamos acertado con la elección del calzado running para competición adecuado.

En la economía de carrera está claro que correr con unas voladoras puras sale a cuenta. Aunque como hemos dicho, la letra pequeña afirma que el corredor debe ir aproximadamente a conjunto con la zapa y estar bien o bien más que bien entrenado para emplearlas y sacarles el mayor desempeño.

Y si bien son zapatillas con las que hasta se puede correr el maratón, evidentemente están asimismo indicadas para distancias más cortas con lo que el abanico de personas que pueden emplearlas va abriéndose conforme la competición elegida merma en kilómetros: 21k, 10k, 5k,…